ESP / ENG

Viajes de incentivo, una herramienta de marketing potente.


Hola,
 
Estamos regresando a una nueva realidad basada, en gran medida, en las experiencias vividas en meses anteriores y aquello que tantas veces hemos oído de “esto ha llegado para quedarse” no hace sino conectarnos con un mundo por descubrir en el que presente y futuro se entrelazan creando conexiones antes impensables.
 
Una de esas miradas la merece el viaje de incentivo, una herramienta de marketing potente que estimula ventas y fideliza a equipos y distribuidores.

Si atendemos a su definición, el viaje de incentivo se refiere a una actividad de marketing autofinanciada a través de la cual se premia a los empleados que consigue unos objetivos previamente definidos en la organización.

Pero… ¿cuáles son las características que realmente definen al viaje de incentivos? Calidad de la organización, calidad a nivel administrativo (los seguros y todo aspecto legal debe estar cubierto), a medida, autofinanciado, socialmente responsable, con objetivos medidos y con implicación de todos los departamentos.

RECONOCIMIENTO



El ser humano funciona mejor con un reconocimiento e incentivo. Ambos se convierten en un potente motor de productividad y motivación para que se trabaje mejor, consiguiendo que los talentos más fieles permanezcan en la organización con el máximo compromiso.

INTERACCIÓN



La interacción que permite el viaje es otro factor de motivación potente. Por un lado, se percibe como una oportunidad de interactuar con los altos directivos de la empresa. Por otro, y extrapolándolo a cualquier ámbito de la vida, todos trabajamos de forma más fluida, colaboramos y nos entendemos mejor cuando nos conocemos. El viaje supone una experiencia radicalmente diferente del día a día que se vive en equipo.
 
MEMORABLE



El objetivo del incentivo no es solo generar una satisfacción puntual sino marcar la memoria de quien participa. El incentivo en efectivo, como el dinero, genera un recuerdo casi nulo. Si se hace un viaje de incentivo probablemente ofreces al trabajador algo que nunca hubiera hecho por su cuenta, además que cuentas con el factor de “no obsolescencia” del viaje.  Por otro lado, el cerebro recuerda las experiencias de forma más positiva aún que cuando se vivieron, es decir, que el viaje que podrás ofrecer se recordará todavía mejor de cómo se vivió realmente.
 
COMUNICABLE
 


El viaje de incentivo es el producto absolutamente integrable en una campaña de comunicación. Tiene su tema, su descripción apetecible, sus imágenes atractivas que son muy buena base para una comunicación potente.
 
RECIPROCIDAD


 
Estimula a la reciprocidad, y por tanto al esfuerzo. Cuando el equipo de tu organización asocia una recompensa emocionalmente impactante con una empresa, están agradecidos y buscan formas de corresponder.
 
CULTURA DE LA EMPRESA



El viaje de incentivo se integra en el ADN de la organización, pues se personaliza y tematiza con los valores de la empresa, desde su política de RSC hasta su cultura.
 
APRENDIZAJE



Un viaje nos permite conocer mejor a las personas pues nos ponemos en situaciones experienciales y podemos ver cómo reaccionamos a ella. Una oportunidad privilegiada para entender a los elementos de mayor rendimiento para la empresa y una herramienta para observar el talento.
 
RENTABILIDAD


No solo se paga solo, sino que el viaje multiplica su inversión y esto sin tener en cuenta los beneficios no monetarios, como la fidelización. Según Oxford Economics, los viajes de incentivo tienen un retorno d más de 4 dólares por euros invertido.
 
EXCEPCIONALIDAD


 
 Y, por último, pero menos importante, su carácter excepcional, pues… ¿a quién no le gusta conocer nuevos lugares y abrirse a culturas, valores y nuevas tradiciones?
 
TRANSGLOBAL, agencia pionera en la organización de viajes de incentivo, sigue apostando por este tipo de viajes como garante en la consolidación de esta nueva visión de la cultura corporativa y lo hace basando sus propuestas en la sostenibilidad y la innovación para que juntas contribuyan a la elaboración de un producto único capaz de promover el cambio en sus participantes.
 
¿Te atreves?